Maristas mira al futuro con valores e innovación

750 profesores de la Provincia Marista Compostela, que abarca las regiones españolas de Castilla y León, Galicia y Asturias además de Portugal, han participado hoy en el Auditorio Ciudad de León en la Convención de Educadores Maristas donde se ha analizado la metodología de educación para el siglo XXI y se han entregado los Premios a las buenas prácticas y a la Innovación Educativa.

El alcalde de León, Antonio Silván, ha inaugurado la Convención recordando su vinculación a Maristas y destacando de su educación los “valores humanos”, el trabajo, esfuerzo, solidaridad o justicia social, tan necesarios en estos tiempos. Por su parte, el superior provincial, el H. Tomás Briongos, se ha apoyado en los doscientos años de “historia fecunda”, que acaba de cumplir el Instituto Marista, para mirar hacia el futuro con el mismo estilo de “cercanía y amor” de Marcelino Champagnat pero con nuevas metodologías. Además, a la clausura han asistido el Obispo de León, D. Julián López, y el presidente de Escuelas Católicas de Castilla y León, H. Máximo Blanco.

Desde hace varios años, los educadores maristas de Compostela se encuentran inmersos en un proceso de actualización de los métodos de aprendizaje para seguir haciendo una propuesta de calidad para la educación de los niños y jóvenes del siglo XXI. Este proceso ha llevado a la puesta en marcha de un modelo educativo propio que tiene como ejes principales la innovación metodológica, el desarrollo de la espiritualidad y el compromiso con la construcción de un modelo de sociedad más justo, solidario y sostenible. En este sentido, se han entregado hoy en el Auditorio de León, los premios a las buenas prácticas y a la Innovación educativa con los que la Provincia Marista Compostela reconoce los proyectos más destacados de sus colegios.

La Convención ha comenzado con la participación de Josean Manzanos, especialista en educación de la interioridad, quien ha disertado sobre “Educar para ser” y ha destacado que los educadores están “llamados a acompañar el aprendizaje”. De esta manera, desde la espiritualidad, se han sentado las bases para el análisis de la educación en el siglo XXI que ha centrado la mesa redonda posterior.

La “hacker de la educación”, Mar Romera, ha abierto la mesa redonda con la “esperanza de futuro puesta en la educación” y en un modelo basado en educar “capacidades, competencias y corazón”. Por su parte, Irene Arrimadas, directora del departamento de Innovación Pedagógica de Escuelas Católicas, ha presentado el movimiento por la innovación educativa y abogado por las “escuelas evangelizadoras, inclusivas y de calidad”. Junto a ellas, Roberto González, educador marista, ha recordado las palabras de Champagnat: “educar es amar”.

La jornada ha continuado en el Colegio San José de León con el concierto, ya por la tarde, de Alvaro Fraile que ha puesto el colofón musical y animado a los educadores maristas a continuar su trabajo en días “de lluvia y de sol”.

Entre dos aniversarios
La celebración de la Convención de Educadores Maristas se enmarca entre dos aniversarios. Por un lado, en este 2017 se está celebrando el Bicentenario de la fundación del Instituto Marista. Por otra parte, en 2018 se celebrará el primer centenario de la presencia marista en León. La primera comunidad leonesa fue fundada por los Hermanos Isaac, Lucien y Preside en el número 42 de la Calle Alfonso XIII, hoy Calle de la Rúa. Se trataba de una casa alquilada en la que vivieron los primeros meses de forma sencilla y austera, donde montaron un taller de carpintería del que fueron saliendo los muebles para la vivienda y para la primera escuela.

Fotos