Aprendiendo por proyectos

Los colegios maristas , en una apuesta seria por la innovación educativa y tras años de formación del profesorado, ha concretado su Modelo Pedagógico Marista, consistente en la implantación sistemática y generalizada del aprendizaje cooperativo, que permite aplicar metodologías como las paletas de inteligencias múltiples, las rutinas y destrezas de pensamiento, los mapas mentales y los trabajos por proyectos. El objetivo es mejorar los procesos de aprendizaje de los alumnos trabajando entre sí y utilizando procesos mediados, interactivos y colaborativos.

Durante este año académico todos los alumnos de la ESO y de 1º de Bachillerato realizarán tres proyectos anuales, a partir de los cuales trabajar contenidos y estándares de aprendizaje del currículo en distintas áreas, para los que los respectivos equipos de curso, formados por profesores de distintas asignaturas, han diseñado diferentes proyectos interdisciplinares, a partir de una serie de tópicos generativos. Este trimestre pasado hemos seleccionado temas como las Olimpiadas, Pitágoras, la felicidad, la Revolución Francesa… En 3º de la ESO hemos elegido, por su dolorosa actualidad, la crisis de los refugiados sirios y lo hemos titulado “REFUGIADOS SIRIOS: PUERTAS CERRADAS”. Nuestra intención es, no solo que los alumnos conozcan y comprendan las causas que les obligaron a abandonar su país y los sueños que animan su éxodo, sino también que se sensibilicen y tomen conciencia, que se pongan en su lugar. Así, desde las materias de inglés, lengua, matemáticas, tecnología y plástica, hemos establecido las metas de comprensión, de aprendizaje, que deberán alcanzar los alumnos, a partir de los contenidos, de los hilos conductores del proyecto: diseñar mensajes visuales, realizar composiciones modulares, elaborar informaciones estadísticas mediante tablas y gráficas, calcular e interpretar parámetros de posición y dispersión de una variable estadística, utilizar de forma autónoma diversas fuentes de información y usar estrategias para la producción de textos escritos y exposiciones orales, tanto en español como en inglés, componer textos propios del periodismo informativo, y, por último, utilizar hojas de cálculo y bases de datos mediante el ordenador. Para conseguirlo hemos llevado a cabo una serie de tareas de diverso calado: visualizar documentales, buscar información sobre el origen del conflicto sirio y sus consecuencias, completar rutinas de pensamiento, redactar una noticia de portada, elaborar, en inglés, mapas mentales sobre el conflicto y vídeos sobre historias particulares de refugiados, hacer exposiciones orales sobre las consecuencias para la infancia a partir de una presentación digital, crear tablas y gráficos estadísticos y documentos Excel con datos sobre los refugiados (edades, sexo, país de destino, profesión), componer un storyboard y un cubo con imágenes, y participar en el videojuego “Contra viento y marea”, facilitado por ACNUR. Cada actividad ha sido, lógicamente, evaluada con nota, a partir, básicamente, de organizadores gráficos, rúbricas, listas de cotejo y diarios de aprendizaje, en un proceso que lleva directamente al momento de la metacognición, en la que el alumno toma conciencia de cómo ha sido su aprendizaje.

Para dar a conocer nuestro trabajo a los padres hemos aprovechado la reunión de familias del segundo trimestre para que los propios alumnos, sus hijos, acompañados de sus tutores, les expliquen qué hemos hecho y cómo, a partir de una exposición en el aula de los diferentes productos. La experiencia ha merecido la pena. Hemos aprendido más y mejor.